RudyCuba

Con la participación del Embajador en Cuba, Max López Cornejo y la Directora General Encargada de Organismos y Conferencias Internacionales, Guadalupe Rudy, Panamá cerró su participación el XXXVII Periodo de Sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en el que resaltó el compromiso de Panamá para impulsar la Cooperación Sur-Sur y Triangular como herramientas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Además exhortó a los países a adoptar políticas para superar las brechas tecnológicas, fortalecer la gobernanza y dar atención oportuna a los flujos migratorios irregulares y su impacto en la región.

La Viceministra de Asuntos Multilaterales y Cooperación, María Luisa Navarro y la Directora General (e) Guadalupe Rudy de la Cancillería, participaron en el Panel sobre los desafíos de los países de renta media de cara a la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur, en la que resaltaron el compromiso de Panamá para impulsar la Cooperación Sur-Sur y Triangular como herramientas importante para que la región alcance los ODS. En su participación compartió la experiencia de Panamá del Plan Nacional “Panamá Coopera 2030". Una iniciativa con una visión ambiciosa que cambia de manera significativa la forma de gestionar la Cooperación Internacional, en la que Panamá asume un rol activo convirtiéndose en país receptor y cooperante a la vez, sobre la base de un estrategia alineada a los objetivos del Plan Estratégico Nacional de Desarrollo y la Agenda 2030.

En cumplimiento de la agenda, la Directora General participó activamente en la etapa final de negociación de las quince Resoluciones del 37 Periodo de Sesiones de la CEPAL, que marcan las acciones de trabajo durante el próximo bienio. En este proceso el país posicionó la relevancia de incluir la medición del avance de desarrollo de los países desde un enfoque multidimensional, en lugar de utilizar graduaciones basadas únicamente el ingreso per cápita de los países.

En su participación en el acto de clausura del 37º periodo de sesiones de la CEPAL, El embajador Max López Cornejo, instó a los miembros del CEPAL a considerar la adopción de medidas preventivas que permitan brindar atención oportuna a los flujos migratorios no regulares o masivos que se están dando en la región y su impacto en la situación socio-económica en los países de origen, tránsito y destino, a fin de evitar el incremento de las brechas de inequidad ya existentes o el retroceso en los avances logrados. Además habló de la necesidad de implementar políticas públicas que tomen en cuenta las consecuencias del cambio climático, con estrategias acertadas para superar las brechas tecnológicas y digitales, apuntaladas en el fortalecimiento de la gobernanza con altos estándares de transparencia.

Por último reiteró la importancia de implementar políticas de acción positivas que permitan la inclusión oportuna al desarrollo de las poblaciones en mayor estado de vulnerabilidad como los las afrodescendientes e indígenas, con énfasis en la niñez, adolescencia y personas con discapacidad. Sin olvidar como la incorporación al sistema productivo y el empoderamiento de la mujer ha contribuido al crecimiento socioeconómico de la región, con la consigna de no dejar a ninguna mujer latinoamericana y caribeña atrás.