lactancia2

En aras a garantizar una atención integral durante el proceso de gestación, lactancia, crecimiento y desarrollo de la niñez, el Ministerio de Relaciones Exteriores pondrá a disposición de sus colaboradoras una sala de lactancia materna en su sede del Palacio Bolívar, sede de la diplomacia panameña.

“Conscientes de nuestro rol en el desarrollo de la niñez y la promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, hemos tomando los pasos para asegurar el cumplimiento de los compromisos nacionales e internacionales en materia de derechos del niño, niña y madre trabajadora”, indicó la Vicepresidenta y Canciller, Isabel de Saint Malo de Alvarado, quien este lunes realizó un recorrido por estas nuevas instalaciones.  

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la lactancia materna es esencial para el logro de muchos de los ODS pues mejora la nutrición (ODS 2), previene la mortalidad infantil y reduce el riesgo de padecer enfermedades no transmisibles (ODS 3), y favorece el desarrollo cognitivo y la educación (ODS 4). La lactancia materna también contribuye a reducir la pobreza, promover el crecimiento económico y reducir las desigualdades.

La Jefa Institucional de Recursos Humanos, Marissa Pinilla, informó que este espacio dispondrá de las facilidades necesarias para extraer y conservar la leche materna durante los primeros 6 meses de vida del infante, y existirán las condiciones para que el lactante pueda alimentarse en el mismo espacio.

El Artículo 114 del Código de Trabajo de Panamá establece que toda madre cuando esté lactando dispondrá en los lugares donde trabaja de un intervalo de quince minutos cada tres horas, o si lo prefiere, de media hora dos veces al día durante sus labores, con el objeto de alimentar a su hijo.  Todo empleador, que tenga en el lugar de trabajo, más de veinte mujeres, quedará obligado a acondicionar un local para que las madres alimenten sin peligro a sus hijos. Este acondicionamiento se hará dentro de las posibilidades económicas del empleador, a juicio y con el visto bueno de la Dirección General o Regional de Trabajo.