El Presidente Salvador Sánchez Cerén inauguró hoy la conferencia de Interpol sobre pandillas criminales en las Américas, espacio en el que reafirmó su  compromiso en la lucha contra el crimen y la delincuencia, y la disposición de su gobierno de trabajar estrechamente  con los países de la región en esta importante misión.

 

La conferencia es organizada por la Oficina Regional de Interpol para América Central con la colaboración de la Policía Nacional Civil de El Salvador.

En la actividad participan funcionarios de las agencias de Interpol, de delegados de organismos internacionales como la Comunidad de Policías de América, la Organización de Estados Americanos, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito y la Organización Internacional para las Migraciones, entre otros actores.

En su mensaje, el mandatario manifestó que los esfuerzos de su gobierno tienen como principal objetivo llevar seguridad y tranquilidad a la sociedad, para que las familias puedan trabajar por su prosperidad y con todas las condiciones para una vida plena.

Destacó que el combate a los grupos criminales obliga también a destinar importantes recursos humanos, financieros y materiales a los gobiernos y la sociedad.

El Embajador lic. Jerry Salazar estuvo presente en dicho evento