WeChat_Image_20181105022720

Con la entrega de la bandera, Panamá asume de forma oficial la sede para la celebración de este importante evento en el 2019. El otorgamiento de la sede, dará al país la oportunidad de consolidar relaciones tanto con China como los países de la región Latinoamericana y el Caribe. 

Esta cumbre empresarial es un reflejo de la cooperación que China desea tener con América Latina y el Caribe, incrementando el comercio y la inversión en distintos ámbitos económicos. Además de integrar a la región a la Ruta de la Seda que tiene como meta la inclusión de todos los países para crear una conectividad global.